Fuga en la piscina

Lo primero estas imágenes que me llevan a otro tiempo, cuando los animales cruzaban la carretera y había que parar para que pasaran los rebaños, en este caso una manada de vacas.

DSC_0073

 

Y definitivamente se nos ha roto la piscina! El otro día había una salida de agua importante, el agua ya estaba por debajo del nivel de la entrada del filtro y estaba todo encharcado

Buceamos y buceamos pero no encontramos nada, así que nos tocó sacar todo el agua, tirando gran parte de ella (se me abrian las carnes) intenté regar todo lo posible, a las encinas, a los olivos, viñas, pero claro, cuanto habré regado 200-300 litros…son 25.000 litros los que hemos sacado. Luego ya hemos comprado una bomba y lo hemos desviado a la charca, por lo menos ese agua quedará para las ranas, espero que el cloro no les afecte. Al final hemos encontrado el agujero (los agujeros, concretamente 3). La verdad es que la montamos mal con prisas, el liner no estaba bien colocado, con arrugas, las juntas no estaban en su sitio y ese debe haber sido el problema. Hemos decidido vaciarla, colocarla perfectamente y volverla a llenar…con el gasto que ello supone. Esperamos haber aprendido la lección.

Por lo demás seguimos levantando paredes, poco a poco. Ahora ya casi está al nivel de la cabeza con lo que los niños que son más bajitos ya tienen sombra por la tarde.

Nos quedan un par de hileras y luego empieza lo divertido, enfoscar, alinear con la inclinación de la caseta, construir la mesa, la barbacoa…miedo me está dando

Una nota agradable es ver que el olivo que más atrasado estaba en su desarrollo está empezando a brotar por las ramas que le dejaron, me parece increible, era practicamente un tirachinas gigante lo que me dieron, con menos raices que un geranio y unas ramas que estaba seguro que estaban más muertas que nada pero ahí está echando sus brotes. Un auténtico superviviente.

Y en el huerto, seguimos cogiendo calabacines, las lombardas supervivientes ya están echando cogollo y a pesar de los malos augurios de algunos ya tenemos los primeros tomates!!! Aún son pequeños y verdes, pero bueno de aquí a mediados de septiembre que dura la temporada de invierno (incluso más con este clima tan raro que estamos creando) tenemos que comer tomates seguro.

La verdad es que plantamos mal, tarde, sin riego, sólo dos bancales, pero la huerta es una de las zonas agradecidas y aunqué me han faltado un montón de cosas: pimientos, berenjenas, ajos, zanahorias, calabazas, sandias…vamos cogiendo frutos y a la espera están cebollas y puerros que con tanta exuberancia casi ni se ven.

Y eso ha sido todo por esta semana, un poco tristes porque la piscina era el principal centro de diversión de los niños y ahora volverán a quedarse sin nada que hacer pero esperamos dejarla bien colocada  en esta semana y a ver si la pueden volver a llenar para la que viene que con estos calores no hay quien pare.

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s